Impresionante efecto del yoga para mejorar tu salud

Impresionante efecto del yoga para mejorar tu salud

Aunque ya el yoga tenía una gran variedad de efectos para nuestro cuerpo y nuestra salud mental, ahora se le han sumado otros nuevos y completamente inesperados. Expertos de un Hospital en la India han comprobado que la práctica continua de yoga por sí misma pueden mejorar las cifras de tensión arterial en personas que sufren de hipertensión o han sido diagnosticadas como pre hipertensas, el yoga sería una actividad ideal para reducir el riesgo de sufrir esta enfermedad.

Realizaron un estudio con una pequeña muestra de un grupo de personas que tiene la costumbre de practicar yoga a diario. Las conclusiones resultaron bastante prometedoras, de hecho hicieron una presentación formal en la Conferencia Anual de la Sociedad de Cardiología de India porque creyeron que sería importante llevar esta información a las personas, y hacerles saber lo importante que puede ser para su vida, practicar tan solo una hora de inspiram de Sabadell al día, ideal para proteger a la población más cercana del riesgo que supone sufrir de hipertensión para el cerebro y el corazón, a diferencia de los múltiples beneficios que el yoga otorga al cuerpo.

Sufrir de hipertensión puede aumentar el riesgo de sufrir un infarto, ictus y fallo cardiaco. Un cardiólogo especialista, desea realizar un estudio en el que se demuestre el impacto que tiene el yoga en la vida de las personas, pero cómo podría mejorar particularmente sus problemas a de hipertensión, una modalidad de yoga que combina poses de estiramiento, meditación y control con la respiración, un yoga diseñado para las personas que han sido diagnosticadas como hipertensas o pre hipertensas, y que en luego de unos meses de yoga su cuadro ha mejorado, dando buenos resultados.

Se hizo una prueba donde la muestra fue de 60 pacientes con una edad promedio de 50 años, la mitad de ellos tomaron clases de yoga de una hora al día con un profesor, luego de aprender la rutina dejaron que ellos realizarán las rutinas solos. A los otros 30 pacientes se le asignaron los cambios habituales en el estilo de vida, como dejar de fumar, practicar ejercicio a diario y mantener una dieta baja en grasas.

Mientras que el último grupo no logró grandes cambios, los otros 30 pacientes que practicaron yoga tuvieron una baja de tensión arterial, aunque la baja fue modesta, clínicamente es muy significativa. ya que estos resultados al ser