Se puede reciclar el plástico ¿Verdad?

El reciclaje del plástico es una de las frases que más se han escuchado decir en el momento en que queremos evitar llevar más cosas hechas de plástico en nuestros hogares, pero… ¿Porqué evitar el plástico si este material se puede reciclar a la perfección?, en amazon existe ventas de guías donde se explica cuales son las maneras infalibles de reciclar todos los materiales plásticos que se encuentran en el hogar, muchas veces estas guías son necesarias ya que el tema del reciclaje no es tan sencillo ni tan fácil como lo pintan, es una práctica un poco complicada sobre todo porque existen muchos materiales de diferentes tipos y normalmente lo que reciclamos en el día a día son envases de bebidas cuando la verdad es que existen numerosos materiales que pudieran ser reciclados.

Por ello es que hoy queremos hablar sobre los diferentes materiales de plástico que existen y que pudiesen contar con más de una vida útil, nos encontramos a favor de lo que significa reciclar pero también sabemos que no es suficiente solo mantener la información en nuestra cabeza ¡debemos llevarla a cabo!, siempre que decidas deshacerte de algún producto es importante que recuerdes colocarlo en el contenedor que corresponde, esto no significa que siempre se pueda dar una segunda vida a cualquier producto o que el contenedor amarillo es una máquina llena de magia que hace del plástico un material reutilizable sin que cause ningún impacto sobre el planeta, es importante que tu conocimiento vaya un poco más allá  y por ello vamos a contarte un poco más de esos envases.

En el año 1998 la Society for Plastic Industry fabricó un sistema especial para la identificación de los distintos envases plásticos que siguen en existencia actualmente, la mayoría de esos envases hechos de material plástico poseen un símbolo de un triángulo con un número en su interior, ese triángulo característico no es más que una adaptación del círculo Mobius el cual es el símbolo internacional del reciclaje que fue originado en el año 1970, esta marca o símbolo tiene como tarea identificar a los materiales que pueden ser reciclados sin ningún problema y quienes saben de reciclaje lo conocen a la perfección, en algunas ocasiones este símbolo se encuentran en productos vendidos en cualquier tipo de mercado como en amazon, sin embargo, no quiere decir que el producto puede ser reciclado sino que se utiliza para identificar al tipo de plástico que se ha empleado ya que en la mayoría de las ocasiones suelen ser tan parecidos que a simple vista es un poco engorroso poder identificarlos, de acuerdo a esto se pueden encontrar 7 tipos de plásticos:

  1. PEAD ó polietileno de alta densidad: esta es la variante del plástico más resistente de todos los polietilenos, este se usa para las botellas de limpieza, productos cosméticos, lácteos de larga duración, diferentes envases de jugos, al igual que es empleado para el tetrabricks y las bolsas de gran resistencia. Los tetrabicks son un tipo de envase hechos a base de cartón en un 75%, 20% de plástico y un 5% de aluminio, por lo tanto son un tipo de material casi incapaces de reciclarse ya que debe ser dividido en 3 capas, si se ponen un poco más curiosos podrán notar que el 80% de estos envases son hechos a base de celulosa y aluminio pero del plástico no se conoce mucho, por lo que se deduce que el 20% del mismo es el que termina en la incineradora.
  2. PET ó polietileno tereftalato: este se encuentra por todas partes del mundo aunque no sea muy conocido, lo puedes identificar en las botellas de aguas y en numerosos envases de alimentos, esto se debe a que es un plástico súmamente transparente además que tiene una excelente capacidad para impedir la entrada del oxígeno, este en especial es uno de los plásticos mayormente reciclados y normalmente estos acaban como parte de tejido sintético.
  3. PVC policloruro de vinilo: este es considerado como el plástico más peligroso en todas sus etapas de fabricación según la declaración de la autora “La historia de las cosas y nuestra nueva heroínas” Annie Leonard, por lo tanto tanto en su producción como en su uso y desecho es uno de los materiales que más daño puede hacer al planeta, es posible encontrarlo en canalones, botellas de detergentes, cables, tuberías y algunos tipos de films transparentes, lo mejor es evitar su uso (pensamos que es importante la opinión de Annie Leonard y tu deberías pensar lo mismo).
  4. PP o polipropileno: este plástico puede soportar la constante presión de abrir y cerrar su uso común en tapones como el que se encuentra en la mayoría de las botellas y tapas de envases, además se emplea en envases de comidas como botellas de ketchup, envases de margarina y recipientes especiales para el yogurt, entre otros materiales más, junto al plástico ubicado en la segunda posición es uno de los plástico más fáciles de reciclar, por eso es que en numerosas oportunidades se recogen tapas de plásticos para obras de caridad, una vez reciclados pueden tener una segunda vida como contenedores, cajas o muebles.
  5. PEBD ó polietileno baja densidad: es una versión un poco más elástica del polietileno el cual se usa para botellas de plástico blando, bolsas y film adhesivo.
  6. PS o poliestireno: es un poco fácil de reconocer cuando se hincha y se convierte en lo que se conoce comúnmente como marca Porexpán, con esa forma se genera un gran aislante, tiene una gran variedad de usos como las bandejas especiales de los supermercados en los que se pone la verdura y la fruta al igual que puede ser empleado para envasar la comida rápida, es su forma más rígida también se emplea para los estuches de cubiertos desechables y los estuches de cedés.
  7. Otros: en este grupo se ubican todos los plásticos a los que no se sabe a ciencia cierta su composición o que no entran entre los seis anteriores.

Esta manera de identificar a los plásticos hoy en día ya es un poco anticuada, existen muchas variedades de plásticos que se hacen inclasificables de acuerdo a esta categorización y acaban siendo clasificados en la posición número 7, ¿que ocurre con este número? simplemente no son ideales para reciclar debido a que simplemente se desconoce su composición y por ende se hace imposible reciclarlos. Sin embargo, a pesar de que tengan otro número el reciclaje del plástico es un proceso costoso y difícil, los diferentes tipos de plásticos  no deben ser reciclados juntos y el proceso se vuelve más tedioso a la hora de tener que clasificarlos o separarlos, procedimiento que sin duda alguna aumenta el costo. Si se mezclan los diferentes tipos tienden a separarse por capas como es lo que ocurre cuando se mezcla el aceite y el agua por lo que ese lote debe ser desechado.

Sumado a esto por seguridad alimenticia se hace necesario identificar a aquellos tipos de plásticos que no se pueden reciclar para obtener nuevos envases de comida, por lo menos en España el PET puede ser utilizado para botellas de agua o refrescos siempre que este envase posee un mínimo de un 50% de plástico nuevo o no reciclado, por lo cual todos los envases de plástico de productos alimenticios que ves en el supermercado ninguno es de plástico reciclado a un 100%, en el mejor de los casos los refrescos o botellas de agua pueden tener un 50% de material reciclado lo cual es complicado de realizar, por eso es que existen empresas con un total de 25% de material reciclado.

Los distintos tipos de plásticos no se pueden reciclar juntos y la dificultad de identificarlos y separarlos lo complica todavía más. Si se mezclan distintos tipos tienden a separarse por capas, como ocurre cuando mezclamos el agua y el aceite, por lo que se tiene que desechar todo el lote; esto nos lleva a preguntarnos: ¿Que sucede con todo el plástico después de que haya sido reciclado? lo cierto es que suelen convertirlos en productos que no guardan relación con el producto original y que no van a reciclarse nuevamente, como por ejemplo: cuerdas, hilos, contenedores, pañales, lonas, telas, maderas plásticas, vallas, tuberías, papeleras, contenedores, aislamiento térmico, material especial para edificar, cubos, bolsas de basura y más.

El famoso escritor Susan Freinkel en su libro llamado “Plástico, un idilio tóxico hace mención que un 70% de los plásticos que han sido utilizados en el mundo terminan en China  y eso sin contar otros países asiáticos como por ejemplo: India donde también llega una gran cantidad de plásticos que han sido previamente empleados en otras cosas, uno de los motivos es que el material a reciclar haga este viaje es que suelen llegar desde Latinoamérica, Europa, Estados Unidos y otros países que están cargados hasta el tope de plástico, debido a que los barcos regresan medio vacíos es una forma de sacar ganancia al viaje de vuelta; una vez que este material llega a China imaginamos que muchas veces ni las condiciones de trabajo o el procesamiento de plásticos y el tratamiento de los residuos serán ideales.

Si te gustó, no dejes de compartir en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *