Una tienda con una tendencia que crece en el mundo

Todos los días el número de personas que decide cuidar el medio ambiente va en aumento, esto incluye a todos los que se desenvuelven en el mundo del sexo, gracias a la onda ecológica se ha creado diferentes juegos eróticos hechos de material resistente como cristal, lubricantes hechos de aceites naturales y condones biodegradables fabricados con material diferente al látex, es lo que que puedes encontrar dentro de los productos de esta tienda, una manera sexual de cuidar al medio ambiente. La idea principal de esta iniciativa es cuidar al cuerpo sin descuidar al mismo tiempo el medio ambiente que nos rodea, se busca la utilización de productos que no sean dañinos para el organismo humano y la biosfera en la que se desenvuelve, dicho pensamiento permite que las personas puedan innovar para buscar diferentes maneras de encontrar el placer sin sentir ese sentimiento de culpa por el calentamiento global que la utilización de diferentes elementos sexuales genera todos los días.

“La idea de probar diferentes recursos nuevos se considera una condición casi obligatoria dentro del ámbito sexual, las creencias inquebrantables, la rutina, la incapacidad que poseen algunas personas en aventurarse por el cuerpo del otro, el desconocimiento que tiene cada quien sobre su mismo cuerpo, son algunos de los factores en contra que impiden el acceder al placer  desmesurado. Estamos seguros que la eficacia de los nuevos elementos va a ser medido por la intensidad de placer que los usuarios posean una vez que prueben los nuevos productos, por ello es necesario estar relajados y permanecer predispuestos a vivir los beneficios que los productos ecosexuales nos ofrecen, el objetivo principal del sexualidad ecológica es lograr cubrir todos los deseos sexuales que los productos habituales no cubren, permitir que exista más conexión entre ambos cuerpos, relajación durante el acto y por supuesto el clímax total”, comenta el destacado médico sexólogo y psiquiatra Walter Ghedin; por otra parte Ghedin argumenta que las conductas sexuales que son programadas dentro de cualquier índole, son conductas que se encuentran contrarias a la capacidad de entrega erótica y espontaneidad, dicho esto se vuelve un obstáculo estar muy atentos al lubricante natural, el racionamiento del agua y las velas aromáticas, en lugar de dejar que el cuerpo se exprese sólo.  

Muchos de los juguetes sexuales que se están utilizando actualmente son fabricados a base de PVC, este no es más que plástico suavizado con un componente químico llamado ftalato, material expuesto por parte de la industria química que no hace daño al cuerpo humano incluso con la fricción, sin embargo, no es biodegradable por lo tanto contribuye con el calentamiento global.

“Los juguetes usados en los encuentros sexuales ideales son los que son saludables para el cuerpo humano y al mismo tiempo debe estar libre de diferentes sustancias tóxicas, lo bueno del esta tienda es que se toma conciencia sobre la conservación de la salud del cuerpo humano y del planeta a la vez, gracias a este sentido se recomiendan diferentes elementos que contribuyen con el ecosistema, como por ejemplo: la copa menstrual en lugar de las toallas sanitarias para las mujeres, este elemento genera menos residuos en su fabricación que en el futuro pueden ser causa de daños en el ecosistema”, argumenta la médico dedicada a la ginecología y sexología clínica Sandra Magirena, por su parte la sexóloga y psicóloga en ejercicio Patricia Safadi sugiere que este pensamiento de este tipo de tiendas es una gran idea, promueve la práctica de los encuentros amorosos en ambientes más conectados con la naturaleza, los cuales se vuelven afrodisíacos desde el sentido visual y auditivo, mientras que al mismo tiempo es capaz de estimular la creatividad en el hombre surgiendo diferentes ideas como los preservativos fabricados a partir de materiales naturales.

No olvides compartir en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *