Qué debes saber de la marihuana medicinal

Este artículo se enfoca únicamente en los beneficios que tiene la marihuana medicinal y la información que compartimos con ustedes esta avalada por investigaciones de las mejores universidades a nivel mundial y evidencias científicas, no conseguimos ningún tipo de crítica de cualquier otro empleo que se le atribuya a esta planta, que no esté entre los terapéuticos.

Hablando un poco de historia

En el año 270 AC se consiguió la primera referencia directa a la marihuana. Entre los datos del emperador chino Shen Nung, donde se utilizaban los poderes de la marihuana para combatir el reumatismo, la malaria y la gota. A medida que transcurrían los años su uso se extendió de China  a la India y en poco tiempo llegaría a todo el mundo. En América no tardó en popularizarse su uso. He incluso la marihuana se incluyó en la Farmacopea de los Estados Unidos desde los años 1850 hasta 1942 y era prescrita por los doctores como analgésicos para diferentes tipos de dolencias, entre ellos, el dolor de parto, algunos grados de artritis y el reumatismo.

Tomando en cuenta que desde los años 30, tuvo su época de popularidad, pero destinada a los fines recreativos, terminó siendo catalogada como una droga nociva para el consumo humano. A partir de ese momento se crearon muchas controversias en cuanto a su empleo y consumo a nivel medicinal, pero la verdad es que es un ingrediente psicoactivo, del THC sintetizado en 1966 y el CBD, aunque no usado en medicinas, unos años más tarde. Desde 1990 se hicieron solicitudes en diferentes partes del mundo para que los países permitieran el uso de esta planta con fines únicamente terapéuticos, pero no se consiguió nada sino hasta finales de siglo XX, donde consiguieron que varias comunidades aceptaran esta planta y consintieron tales prácticas.

Marihuana medicinal

La marihuana es una planta que pertenece al grupo de las cannabaceae y es pariente cercano del cáñamo. Existen tres especies distintas, la Cannabis Sativa, la Cannabis Ruderalis y la Cannabis Indica, el híbrido de estas dos últimas se denomina Skunk, pero en la actualidad existen y se cultivan al menos una docena de variedades diferentes. Aparte de sus usos medicinales, la fibra de sus plantas es muy apreciada en la industria textil, se utilizan aceites para emplearlos en la cosmética y es incluso materia prima para biocombustibles, cordaje y celulosa, esto es debido a su gran flexibilidad y resistencia.

El hablar de marihuana medicinal, debemos relacionar solo algunas de las partes de esta planta, hojas, tallos, etc. O de los extractos que se consiguen de la misma, sin importar si son crudos, en forma de aceite, pastillas o ungüentos, que se utilizan con el fin de combatir algunas enfermedades o de disminuir algunos síntomas.

Usos médicos

Agente anticancerígeno

La revista Molecular Cancer Therapeutics, publicó un estudio en el que explican porque el cannabidiol tiene la capacidad de detener el progreso del cáncer desactivando un gen llamado Id-1. Los investigadores del Centro Médico California Pacific en San Francisco informaron que el CBD ha conseguido prevenir y detener la propagación del cáncer. Incluso, algunos colegas de la Asociación Americana para la Investigacion del Cancer, demostraron que el uso de la marihuana es realmente efectiva para frenar y eliminar el crecimiento de tumores en el cerebro, las mamas y el pulmón, ellos han aconsejado implementar esta planta como uso medicinal.

Disminuye los problemas derivados de la quimioterapia

Uno de los usos más frecuentes de la marihuana en todo el mundo y a nivel medicinal es su aplicación a los pacientes que sufren de cáncer, que deben realizarse a numerosas quimioterapias. Estos suelen experimentar grandes dolores, nauseas, vómitos y pérdida de apetito que pueden sumar otras complicaciones de salud. Comprobado que los cannabinoides combaten eficazmente de forma efectiva todos estos efectos secundarios.

Previene el Alzheimer

El Instituto de Investigación Scripps a través de un estudio en el que tomó las riendas Kim Janda, se descubrió que el THC disminuye la formación de placas de amiloides que son las que eliminan las células del cerebro y eventualmente producen la enfermedad del Alzheimer y que esta acción consigue a través del bloqueo de las enzimas que las producen.

Tratamiento del glaucoma

El Instituto Nacional del Ojo de los EEUU, a través de un estudio ha demostrado que la marihuana disminuye la presión dentro del ojo o mejor conocida como presión intraocular, por lo que se aconseja el uso de la marihuana en personas con principios de glaucoma, ya que con el uso de esta planta se podría prevenir la ceguera.

Alivia la artritis

Reuniendo la información de diferentes investigadores de las unidades de reumatología de varios hospitales en EEUU se le suministro a los pacientes con su previa aceptación, un medicamento para disminuir el dolor que tiene como componente principal el cannabinoides. Luego de varias semanas, comprobaron que quienes habían consumido el medicamento consiguieron disminuir en un gran porcentaje el dolor y consiguieron mejorar la calidad de su descanso, a diferencia de los que solo consumieron el placebo, no presentaron ningún cambio en su estado.

Apoyo a la enfermedad de Crohn

Un estudio realizado en Israel demostró que el uso de los cannabinoides ayuda a las bacterias del intestino a recuperarse y que con el uso de esta planta se consigue mejorar la función intestinal. El Mal de Crohn es una enfermedad intestinal inflamatoria que genera dolor, diarrea, vómitos y pérdida de peso.

Alivio para la enfermedad de Parkinson

En estudios recientes realizados en Israel, se ha demostrado que el uso del cannabis disminuye notablemente los dolores y temblores, además mejora el sueño en los pacientes con la enfermedad de Parkinson y hasta logra un avance en la recuperación de las habilidades motoras más finas.

Cultivos orgánicos

Por lo general, la gran variedad de cultivos de marihuana medicinal que existen en la actualidad son netamente ecológicos, no se utilizan pesticidas ni herbicidas y tienen un estricto control en cuanto a su empleo y finalidad y cada planta cuenta con una trazabilidad comprobable, desde la semilla hasta que se consigue el producto final.

No olvides compartir a través de las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *